Para la recolección del forraje se usan las segadoras, las cuales son maquinarias agrícolas eficientes y de gran rendimiento.

El forraje se siega a una determinada altura, con un corte limpio para facilitar el rebrote de la hierba, evitando que se contamine con tierra y que se produzca el atasque de los elementos de corte.

Las segadoras se enganchan en el tripuntal del tractor, que a su vez acciona los mecanismos de la máquina. Los dispositivos de corte se sitúan lateralmente respecto al tractor o en el frontal (enganche delantero), para evitar que se pise la hierba antes del segado.

La siega se realiza mediante los siguientes dispositivos:

Sistema de cuchilla y contracuchilla o doble cuchilla alternativa.

Cuchillas situadas en un eje horizontal en rotación (mayales) a 800-1000 rev/min.

Cuchillas situadas en varios discos o tambores que giran alrededor de un eje vertical.

Normalmente se utilizan de 2 a 4 cuchillas por disco. Los tambores son de mayor diámetro, su accionamiento desde arriba y se montan por parejas girando en sentido inverso.

Los discos son de menor diámetro y se accionan desde abajo. Las velocidades de rotación están entre 1000 y 3000 rev/min para conseguir velocidades periféricas de las cuchillas entre 60 y 90 m/s.

Artículo creado con información de boletinagrario.com.